TACTOTERAPIA

La TACTOTERAPIA es una técnica que se utiliza para desbloquear el cuerpo y permitir abrirse a una sexualidad y a una manera de estar en el mundo más plena.

La Tactoterapia se basa, principalmente en el abordaje terapéutico de la sexualidad consciente, para ayudar a personas con conflictos emocionales derivados de bloqueos con su sexualidad.

Esta técnica proviene de la Haptonimia, creada por Frans Velman en 1975. Y se define como la ciencia del sentimiento y de la vida afectiva que estudia y describe los aspectos del contacto táctil, las interacciones y las relaciones afectivas entre las personas a través del tacto. Más concretamente en la Haptopsicoterapia.

La meditación, prácticas de relajación profunda, la respiración, el movimiento, el trabajo con el momento presente, técnicas específicas de masaje, ejercicios de conciencia corporal y un enfoque más consciente de la sexualidad facilitan al paciente restaurar la relación con su cuerpo y con su sexualidad mejorando la manera de relacionarse con el mismo y con los demás.

El uso de la TACTOTERAPIA está enfocado en problemas sexuales o derivados de la sexualidad, es una muy buena herramienta para:

  • Mejorar la relación con el cuerpo.
  • Problemas de autoestima.
  • Conflictos con la sexualidad.
  • Disfunciones sexuales femeninas y masculinas.
  • Para personas que han sufrido abusos sexuales.
  • Sexualidad y diversidad funcional y psíquica.
  • Postpartos difíciles.
  • Desconexión sexual después de la maternidad.
  • Parejas con una desconexión sexual.
  • etc.

El poder de la Tactoterapia es que, gracias a la riqueza de las herramientas de que dispone, se adapta a las necesidades específicas de cada paciente

La TACTOTERAPIA siempre se aplica bajo la supervisión y el acompañamiento de un profesional sanitario (psicólogos, urólogos, ginecólogos, etc.). Solo acepto pacientes derivados de dichos profesionales.

El trabajo conjunto facilita un tratamiento mucho más completo para los pacientes acelerando, en muchos casos, su recuperación.