La doctora Jean Shinoda Bolen es profesora de psiquiatría en la Universidad de California, San Francisco. Es analista jungiana y autora de “The Millionth Circle” a partir del cual se creó la iniciativa del círculo y un movimiento local internacional para la paz y la conexión.

Cuando las mujeres se unen y se comprometen unas con otras a pertenecer a un círculo, especialmente a uno con un centro espiritual, crean un canal de transformación para ellas mismas y un vehículo para cambiar el mundo. Los componentes esenciales del círculo son mujeres que tienen la capacidad de crear amistades profundas y duraderas con otras mujeres.

 

El arquetipo de las hermanas

 

La amistad entre las mujeres y los círculos de mujeres no son alianzas temporales porque los principios femeninos de crianza, mantenimiento y apoyo, entre ellas une a las mujeres en un círculo de hermanas. Es el arquetipo de la hermana de las mujeres lo que hace posible que las mujeres se identifiquen entre ellas a través de fronteras nacionales, raciales y religiosas.

 

El poder histórico de los círculos de mujeres

 

Los cambios importantes en la condición de la mujer han sido producidos por los círculos de mujeres. El movimiento sufragista de las mujeres se inició a mediados del siglo XIX con cinco mujeres que eran amigas. Los hombres en el poder se resistieron a este movimiento y dijeron que no era natural que las mujeres votaran y las condenaron desde los pulpitos porque actuaban en contra de la voluntad de Dios. El Movimiento Sufragista logró que las mujeres votaran y también tuvo como resultado que las mujeres pudieran poseer propiedades y obtener un salario. Mas tarde, se produjeron el Movimiento de Liberación de las mujeres y el movimiento de mujeres a mediados del siglo XX que nació gracias a los grupos de concientización y a las mujeres que trabajaban juntas, eficazmente por el cambio. A las mujeres nunca se les han otorgado derechos libremente, y ellas no han matado por esto. Los movimientos de mujeres son locales y no están financiados desde arriba/ altos mandos. Crecen a través de la invisible y no jerárquica red de amistad entre mujeres y la capacidad de las mujeres de unirse por medio de la conversación y entonces lograr influir a los hombres y a las instituciones. Los movimientos de mujeres producen una revolución social sin disparos, después de que un número importante de mujeres se involucra en la lucha por el cambio y a su vez, hace que una masa crítica de personas piense de manera diferente.

 

El poder invisible que fortalece a las mujeres en los círculos

 

El poder invisible de los círculos de mujeres sobre las mujeres que pertenecen a estos grupos se origina en el poder de las personas sobre los demás, lo cual es extraordinario. La autoestima de una persona, el compromiso, el desarrollo de talento depende de si se nos ha escuchado, valorado, amado por lo que somos, alentado, apoyado y ayudado. Cuando hay apoyo psicol

 

 

ógico o práctico para hacer un cambio importante, hay una mayor probabilidad de que el cambio ocurra. El hecho de que otros crean en nosotros o tengan la misma perspectiva que la nuestra tiene un efecto poderoso e invisible. El poder de resistir ante la mayoría tiene origen en el formar parte de un pequeño círculo con personas que piensan de manera similar y nos permite seguir adelante a pesar del ridículo o la oposición.Jean Shinoda Bolen

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *